Input your search keywords and press Enter.

Movimiento Pélvico: la performance urbana que sacude distancias, dolores y quietudes

Cuentan que unos cuerpos, justo la tarde en que estalló Chile de su fuego contenido, se reunieron en torno a las vibraciones del suelo. Estas ondas sacudieron las violencias y represiones de años, subiendo por sus caderas y serpenteando por distintas latitudes para liberar a través de sus membranas, capuchas, pelos, brillos y colores a todo aquel que se los encuentre. Estos cuerpos son testimonio de escucha, resistencia, confianza, colaboración, sabrosura y amor. Se trata de Movimiento Pélvico, una performance urbana participativa articulada por Proyecto Nüclio.

Esta reúne a aproximadamente 25 bailarines en escena motivados por las mezclas de un DJ en vivo en espacios públicos, cuyas danzas diversas basadas en la pelvis como foco investigativo, se extienden a modo de invitación para todo quien se los encuentre y quiera sumarse e a esta fiesta, que dialoga estrechamente con la estética de los carnavales.

Fotografía de Elisa Torres

La unión de estos cuerpos se desplegó inicialmente por una convocatoria abierta a un laboratorio de investigación desde la pelvis como foco conectivo con la tierra, desde el que se agiten distintos pesos culturales y dolores propios de nuestras trayectorias como seres de Abya Yala, cada uno con sus particularidades, hacia la escucha y el disfrute grupal y participativo. Inicialmente contemplaba un trabajo de ocho sesiones coronadas por la performance en el marco de un festival, gestadas por el Proyecto Nüclio (Nueva unión de creadores, libres independientes y organizados), que:

nace desde el vínculo entre dos artistas, María Catalina Jorquera y Mario Carreño, que con la intención de combinar sus diferentes disciplinas crean este proyecto en común. El objetivo es indagar en torno al cuerpo, el movimiento y la creación escénica utilizando la danza y el teatro como herramientas performáticas para la creación de diversas intervenciones y espectáculos (Proyecto Nuclio Web)

 

 

Estos artistas definen en la web que este primer proyecto,

[…] se vincula directamente con la pregunta por la identidad de los cuerpos latinoamericanos, por la identidad y posibilidades del movimiento, […] desde la idea de una conciencia mestiza, profundamente intervenida por grandes procesos históricos y por nuestro existir contemporáneo que nos hace ser herederos de una multiculturalidad con diversidad de formas y colores (Proyecto Nuclio Web)

En base a estas proyecciones destacan dos aspectos que se entrelazan profundamente. Por un lado, la importancia del trabajo colectivo no solo desde artistas escénicos profesionales, sino también desde las diversas subjetividades de cuerpos comunes movilizados desde la pasión. Por otro lado, la resistencia de dichos cuerpos en el marco de la crisis en Chile ha sido crucial para todos sus participantes en términos de apoyo y de confirmación del sentido inicial del proyecto respecto de la falta de dignidad en las naciones latinoamericanas, pero también de su ferviente poder comunitario. En este sentido, Movimiento Pélvico constituye una acción de resistencia desde la escucha corporal, la apertura de la propuesta escénica a los transeúntes y el disfrute que implica reunirse en un sistema que ha pretendido  alienarnos continuamente.

Fotografía de Ivan Cea V (@ivanceav)

De momento, Movimiento Pélvico se ha presentado en el Festival de Arte Erótico (diciembre 2019, Fuego Acciones en Cemento (Valparaíso, enero 2020), Festival La Cosecha (enero 2020) y Recreo Festival (enero 2020), además de ofrecer un workshop durante el mes de enero. Además, el equipo nos comenta que en los meses que viene se proyecta la profundización del trabajo corporal con quienes conforman actualmente la performance, apertura de una nueva convocatoria a finales de marzo, futuras intervenciones urbanas y expansión a regiones partiendo con un seminario durante mayo en Valdivia.

Quedamos, entonces, atentos a futuras apariciones de estos figurines coloridos y encapuchados, al son de diversos beats de raíz afrolatina. Que la revolución del color en movimiento, la calidez y el disfrute de sentirnos se tome los cuerpos y las calles que les corresponden para subvertir las prácticas individualistas en tiempos en que lo que más necesitamos es encontrarnos y decolonizar(nos).

 

Referencias:

https://www.proyectonuclio.com/

https://instagram.com/proyecto_nuclio

Fotografía de Ivan Cea V (@ivanceav)

Valentina es poeta, autoproclamada embajadora de la fruta y actualmente está aprendiendo danzas afrobrasileñas.

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *