Input your search keywords and press Enter.

Selección poética de Elemancia, de Martina Pedreros Rodríguez

Ivana Martina Pedreros (Buenos Aires – 1990) es escritora, profesora de yoga y licenciada de Letras Hispánicas en la Universidad Católica de Chile.  Ha trabajado en gestión de distintos tipos de proyectos culturales, que incluyen lectura poéticas y festivales en explanadas y espacios abiertos.   Además ha trabajado en edición de textos académicos, literarios, periodísticos y de carácter pedagógico, área en la cual se desenvuelve actualmente. Ha facilitado talleres de creación poética y clubes de lectura en temáticas asociadas a la literatura hispanoamericana.

Ha sido publicada en varias antologías, tales como Palabras del fin del mundo (Ed. Universidad Finisterrae, 2008), De sudor y poesía (2014), Taller Prácticas Poéticas (Santiago, 2015), Pesca de Arrastre (2019), entre otras. Ha recibido varios premios literarios, entre los que destacan el 2do lugar en categoría poesía de la Revista Grifo (Universidad Diego Portales, 2015) y 3er lugar en categoría poesía en el Concurso Literario UC (Universidad Católica de Chile, 2013). Fue finalista del Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador (Salamanca, 2017) con su poemario inédito Derrape.

El año 2018, Martina Pedreros publicó su primer poemario Elemancia, por Tintanegra Microeditorial,  presentado en Valdivia y Santiago, en Caracol Los Leones). Lo interesante de este libro, además de su complejidad y prolijidad poética, es que fue gestado con la idea de llevar la reflexión sobre la materialidad (que está en la poética del libro) a la materialidad del mismo: Elemancia es un poemario breve y pequeño (76 páginas, tamaño portable) elaborado con papeles reciclados, en especial su cubierta de papel reciclado y germinable. Entre sus fibras yacen semillas que, humedeciendo la tapa y dándole las condiciones necesarias, pueden brotar. Así, podemos sumarle una etapa más a la cadena del libro, de la estantería, al jardín de nuestro hogar. El primer tiraje, encuadernado por editora y autora, es de 100 ejemplares enumerados, sumándose a una publicación a escala, donde cada ejemplar es único. Les dejamos algunos fragmentos de este ecolibro:

 

 

elemancia

i

 

alguna mancia debiera interpretar

las recurrencias sobre las dunas

 

la turgencia que escala

el nervio

al agua

monstrera

deliciosa

hoja con dedos que despierta

humedad

 

recursos de la fortuna

descritos en el paso

de la materia

sobre las formas

los trazos de viento

sobre la arena

de los médanos

 

se interpreta de la luna

su antigüedad

como hicieran las pléyades

cantos de bahuales

cueros de lobos sobre hombros

de ceniza

 

lunes para abrir un cuarto

de los ojos alumbra

el plateado

conocimiento de la marea

y contracción

 

la arena palpita en el cuerpo del reloj

 

una mantis custodia

el crecimiento vegetal

lealtad incombustible

de los insectos

ranas nobles sobre el huerto

 

alguna mancia debiese interpretar todo esto

 

la rotonda anunciada en el trayecto

del sol un rayo

santo

nervio que anuncia

ramos como garras.

 

 

elemancia

ii

 

los animales acuáticos se secan

los animales terrenos nos enterramos

la muerte expulsa del medio para la vida

el deceso de los pájaros

que caen sobre mi patio

 

un dulzor pesado que se pega

el aire lo calienta y multiplica

nadie cubre el pellejo del perro

fondeado bajo la sombra de una tuna

 

los animales acuáticos

conocen nuevas bacterias

el cuero se les llaga de arena

al sol se calcinan sus aletas

sus cuerpos ya no tienden hacia un fondo

 

que no conviva el vivo con el muerto

que no huela su constancia

y no la vea

turba rubia o arenisca

del terreno por debajo de la vista

 

mamíferos de piel gruesa sobre las rocas

festín de moscas

aves negras se coordinan

 

exhibición de elementos

la anatomía de un cetáceo

por ejemplo

 

 

elemancia

iii

 

conversar con el fuego

formas combustibles

juego de contagio

 

cuánto quemás y destruís

mientras decís lo dominás

prometés vida

alimento

voracidad por calefacción

 

todo lo que cuesta acostumbrarse

siemprees el cuerpo

el que llega antes

 

cohesión como de clanes

un sol donde subsistís

cazador recolector

destino de domesticación

siempre y cuando

no

temás de estaciones

ensayos

y errores

 

de cualquier modo la llama

siempre puede borrar

las evidencias con pirotecnia

 

y así

preferís abrasarte al fuego

a sobreexponerte al sol

 

escena inaugural

a falta de electricidad

yo también sé

debe resguardarse un rincón

iluminado

el área posible de enmarcar

con un fogón

 

memoria remota

al reincidir en la chimenea

 

riesgos

 

dejar agonizar al fuego

hasta el extremo

y luego

reanimarlo

 

 

elemancia

iv

 

ya comienzan a descomponerse

los montones de pasto seco

las hojas recogidas del níspero

la arena removida y acumulada

la rotación de la yerba

que reposiciona la bombilla

anuncio de materias

ya ceden

se residuan

se aplana con los tiempos

 

la cumbre en la tetilla

 

 

elemancia

v

 

desconfiamos de la bisagra de la puerta

pero no de nuestra fuerza y habilidad

pronunciada por la hora que se viene

el camión a retirar

dimensionamos

movimientos con enormes volúmenes mobiliarios

 

el gordo del saneamiento ha levantado

el placard de tres metros por el patio

como si el cedro viejo no pesara

 

pero todos los rastas del barrio se allegaron

y te vimos en ellos

y el gallo azul sonó de viento

y te recordamos en las cosas que dejaste

y nos pusimos tu ropa interior cuando se nos ensució la nuestra

 

aguajane sobre pintasnegras

lienzo blanqueado a costa de los dedos

pelo pasando de corto a tapar la oreja

 

sólo bastó inventar una sobremesa bajo el pitango

para enseñarle a la niña cómo

escupir la semilla y sorber la pulpa

y disfrutar la fruta en su jugo

y de tomar el fruto del árbol

con la precisión justa para que no reviente

entre los dedos de la mano

y el enchastre del rojo sobre el blanco

un drama posible

en medio de la distribución de los bártulos

y los cachivaches que regamos sobre el patio

 

con la muerte abonamos el suelo del rancho

 

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *